jueves, 18 de diciembre de 2008

Qué mujeres...






...medio afiebrado, con algo de dolor, en casa me animé por una de las películas que el año pasado obvié de manera estúpida.

Y tras sus minutos, no pude evitar que la rabia y la admiración se mezclen gracias a esta joya del cine español.

Rabia por las atrocidades tan dignas del hombre.
Admiración, infinita, por las mujeres, las de verdad.

Y,
Qué valen mis dolores,
qué vale mi malestar académico (del tipo upcino-milton friedman)
Mi vida, tan cómoda, no merece a ninguna de ellas.
Que continúe mi pesar, me parece justísimo, yo jamás llevé flores a estas rosas.

No pasarán, eso lo tengo claro. No sobre Ana, Carmen y la preciosa Virtudes.
¡No pasarán, y jamás pasaron, eternísimas!






2 comentarios:

Malena dijo...

Aún no la veo pero tengo la espinita eh! Pronto pronto...tal vez una tarde de verano.

Milazuli dijo...

Ya la ví, en medio del calor en el tercer piso de mi casa pero no importaba quería saber de que se trataba, y sí muy buena película española pero q más puedo decir de una guerra donde todo es injusticia.
Y pensar q fue una historia de verdad, eso sí me enferma. Me hace reflexionar me hace pensar q nada debería ser mejor q hacer lo q te gusta, vivir así tan sencillamente así, por lo q tú crees, por lo q piensas y al diablo el resto.

Fue bueno verla.